MySpace sigue siendo el líder

Leo en ReadWrite web:

Mientras los medios y Sillicon Valley ha perdido colectivamente la cabeza sobre el levantamiento de Facebook en el año pasado, Hitwise un analista de tráfico, libero cifras que indican que las cosas no son como parecen ser. Aparentemente, todo el hype de Facebook no se ha traducido en un gran crecimiento en la cuota de mercado de las redes sociales entre los usuarios de EEUU. Hitwise dice que Myspace recibió 72.32% de las visitas de Estados Unidos a las 10 principales redes sociales en diciembre del 2007, mientras facebook recibió apenas sobre el 16%.

No tengo idea de que tanta fiabilidad tengan los datos e Hitwise ni si diciembre del 2007 por sí solo es una muestra significativa para emitir un veredicto, pero a mi me parece enteramente coherente que MySpace tenga más visitas que Facebook.

La razón, según yo, es que MySpace a pesar de apestar fuertemente en casi todos los aspectos tiene una gran ventaja a su favor: sirve para algo. Pregúntale a cualquier banda independiente—o no—si MySpace le es necesario y te dirán que es casi indispensable. O pregúntame a mí y te contaré de las veces que, con mi banda, hemos metido más 400 personas en un evento sólo con el boca a boca y la promoción via esa red social. La verdad es que MySpace es hoy por hoy el escaparate más importante para que un artista se de a conocer y conviva con sus fans y amigos, está construido con eso en mente y funciona.

Facebook es técnicamente superior a casi cualquier red social, además tiene una plataforma para construir aplicaciones que la han vuelto la cosa más cool entre los techies. Pero el gran problema que yo le veo es que, básicamente, no sirve para absolutamente nada.

¿Alguien más tiene esa sensación?

De chile, mole y pozole

El lunes pasado inicié la semana realizando un par de ilustraciones. La primera fue para un amigo que quería una mascota para un producto que está por lanzar y la segunda para un cliente. Generalmente no hago ilustraciones para clientes pero en esta ocasión estaba seguro que su diseño requería de una y me sentí capaz y con ganas de hacerla, así que lo hice.

Martes y miércoles fueron aburridos. La mitad del día (con día me refiero al total de horas trabajadas, que en su mayoría toman lugar en la madrugada) la pasé contestando mails o hablando con clientes y la otra mitad haciendo composiciones en Photoshop. Al final me di tiempo para programar un poquito en mi proyecto personal favorito

El Jueves lo pasé programando. Aprendí algunas cosas sobre MYSQL que no sabía y las puse en práctica. Fue muy divertido hasta que me topé con un bug de esos que están escondidos en el mas insospechado recoveco del código fuente. Eran las 4am cuando lo encontré: era una babosada. Desgraciadamente fue una de esas veces que la gloria de un pequeño triunfo no alcanza a disipar la frustración acumulada. Me puse a dibujar un rato para ahuyentar el estrés y me dormí.

El viernes inició temprano (para mis estándares noctámbulos). Bajé la última versión de jQuery la puse en la carpeta /webroot/js y me puse a escribir Javascript. Programar en Javascript debe ser de las cosas que mas me gustan… hasta que hace falta debuggear con IE. Afortunadamente en esta ocasión no fue necesario. Sólo trabajé medio día porque hacía falta ir a hacer algunas diligencias a los bancos y luego ir a cenar con The Girl. La madrugada me la gasté jugando carreras con el Google Reader y perdí.

Más Photoshop el sabado, luego un poco de slicing, html y CSS. Escribir CSS ya casi nunca es divertido, despues de haber escrito tantas reglas y propiedades tengo en la cabeza la solución para casi todos los problemas de layout que se me pueden presentar. Pero en esta ocasión no fue así y fue muy interesante tener un problema que me tomó un rato de experimentación resolver. Luego regresamos a Photoshopear.

El domingo me tomé un rato otra vez, para hacer por un amigo algo que me niego a hacer para los clientes, desempolve mi Flash y unos cuantos motions tweens después teníamos una bonita animación. En realidad la animación es a duras penas decente pero bueno, ese no es mi campo.

Y así es una típica semana para mí: haciendo de casi todo para ganarme la vida.

No es que no entienda el valor de especializarse ni lo hago porque quiera ser un todologo acapara-clientes. Pero es que siento que hay una razón por la que sé hacer todo esto y simplemente no sería feliz y me aburriría mucho haciendo una sola cosa siempre. A veces quisiera poder editar videos y hacer jingles y ¡ah! lástima que sea tan mal fotógrafo.

Los diseñadores sin trabajo son malos diseñadores.

No estoy seguro de creer 100% eso que escribí en el título, pero bueno, a veces en la vida hay que hacer declaraciones radicales para demostrar la opinión de uno. Esta opinión viene a propósito de un post en Isopixel donde se discute la factibilidad de regular, en base a una licencia expedida por una asociación de profesionales del diseño quien puede ejercer como diseñador y quien no.

Puede ser que mi opinión este parcializada por que yo no me he titulado y no pienso hacerlo jamás, pero no creo que ni por asomo esa sea una solución para el desempleo de los diseñadores.

Quienes me leen desde hace tiempo, saben que creo que la escuela sirve para muy poco en la formación de diseñadores y esta medida de regular el ejercicio profesional mediante licenciamiento en lo único que resultaría es en un ejercito de idiotas sin talento, pero con licencia, terminando de arruinar el diseño en México.

Ya se que mi intento de axioma no funciona a la inversa, hay mucha bazofia empleada en las agencias y despachos más importantes del país ( basta con ver un portafolio de Alazraki para darse cuenta de ello ). Pero dudo mucho que haya buenos—realmente buenos—diseñadores teniendo que poner una taquería porque no tienen trabajo.

Puede ser que no sean millonarios y que no les paguen lo que a Paul Rand, pero bueno, esto sigue siendo México, el pais donde todos estamos jodidos en mayor o menor medida. Nomás pregunten a los contadores, a los doctores y a los abogados si en general les va mucho mejor y verán lo que les digo.

Por último, me permito aclarar un cosa: creo que la práctica del diseño abarca mucho más que conocer el acto de sentarse y diseñar. Hay que saber conseguir clientes, administrar el tiempo, entregar a tiempo, saber cuando decir no, ser capaces de auto-promoverse efectivamente y estar en un constante aprendizaje cada día. El mundo es más grande que México y hay muchas empresas en el mundo que se mueren por contratar a esa minúscula minoría.

Nadie se hace famoso escribiendo un post viral…

... O al menos yo no.

Encontré copypasteado en Nice Fucking Graphics, un artículo que escribi hace ya casi 3 años y que se titulaba originalmente Trato de diseñador—que por cierto, es por mucho el post más exitoso de mi mediocre e inconstante carrera de blogger—el cual al parecer se convirtió en cadena de email en algún momento y aun sigue circulando por ahí, perpetuando el momento en que plasmé mi frustración diseñaril en las internets, con todo y el montón de mexicanismos. Lo curioso es que en algún momento, un habilidoso forwardero que no conoce o no le importa la licencia creative commons con la que fue publicado el artículo original decidió eliminar al autor y el enlace del texto.

Así que, mientras que me da gusto haber contribuido un poquitito a la cultura ciber-pop en el fondo me puede el hecho, de que eso no me va a repercutir en dinero y fama.