Codekit : Sass, Less, Coffeescript. La herramienta perfecta para el diseñador web moderno.

Hay dos herramientas que no tenía en mi utility belt hace apenas dos años y que ahora me parecen absolutamente indispensables: Sass y CoffeeScript. La primera para hacer más simple el desarrollo de CSS para grandes proyectos y la segunda para hacer JavaScript mas disfrutable.

Desde que las descubrí me he dedicado a pregonar de sus bondades a cuanto desarrollador esté dispuesto a escucharme (a menos que el pobre esté en un proyecto bajo mi cargo, en cuyo caso no tiene opción) y los más reticentes han sido hasta ahora los diseñadores. La verdad es que los diseñadores no se sienten tan comodos frente a la línea de comando

Aquí es donde entra Codekit. Un programa para MacOsX con una agradable interfaz de usuario que integra Sass, Less, Stylus y CofeeScript en una sola aplicación.

La aplicación es gratuita mientras se encuentra en fase beta y luego podrá ser adquirida por $10 en la Mac AppStore. Parece ser que vale la pena probarla.

You don’t know what design is

For the fine gentleman who wrote this pearl: You, my friend, you don’t know what design is.




People think it’s this veneer — that the designers are handed this box and told, ‘Make it look good!’ That’s not what we think design is. It’s not just what it looks like and feels like. Design is how it works.



— Steve Jobs as quoted in The Guts of a New Machine (30 November 2003)


Don’t take it from me. I think this Steve guy knew something about creating value.

Ahora con 100% más Typekit

Para este nuevo diseño quería una fuente serif para los textos de los posts, pero francamente estoy harto de Georgia y mucho más de Times New Roman. Casi estamos en 2012 —pensé— ¿cómo es posible que nuestras opciones tipográficas aun estén siendo definida por el mínimo común denominador de las fuentes pre-instaladas?

Entonces que me acuerdo de Typekit.

Para quien no conozca el servicio, Typekit se vale de la reciente adopción masiva de @font-face para ofrecer un catálogo de fuentes sobre demanda que es simple para el diseñador y satisfactorio para las foundries preocupadas por su propiedad intelectual.

Y no se si recientemente actualizaron sus precios o de repente me volví menos tacaño, pero el plan personal por 20 dólares anuales me ha parecido más que razonable. Y sé que si aun diseñara para clientes seguro el plan profesional lo contrataría sin dudarlo.

Hasta ahorita estoy satisfecho con el resultado. ¿Qué opinan ustedes?


Por cierto, gracias a su increíble equipo de soporte que muy pacientemente me ayudaron a resolver un problema con mi tarjeta de crédito. You guys are awesome.

WordPress 3.3 ¿Metro?

Tipografías grandes y delgaditas. ¿Donde he visto algo así?

He estado actualizando como loco mis blogs (públicos y de prueba) a la nueva y mas reciente versión de WordPress y no puedo dejar de pensar lo mucho que la nueva interfaz me recuerda a Metro de Microsoft.

Por cierto que Metro me gusta mucho, cuesta creer que algo tan bien diseñado venga de Redmond.

El profesor que renuncia porque sus alumnos no saben escribir

El profesor Camilo Jímenez escribe las razones por las que renunció a su catedra en la universidad Javeriana (Colombia), luego que sus alumnos de la carrera de Comunicación Social no supieron escribir un párrafo.

Se trataba de condensar un texto de mayor extensión, es decir, un resumen, un resumen de un párrafo, en el que cada frase dijera algo significativo sobre el texto original, en el que se atendieran los más básicos mandatos del lenguaje escrito —ortografía, sintaxis— y se cuidaran las mínimas normas: claridad, economía, pertinencia. Si tenía ritmo y originalidad, mejor, pero no era una condición. Era solo componer un resumen de un párrafo sin errores vistosos. Y no pudieron.

Es un artículo tan deliciosamente escrito que no puedo sino pensar en el estúpido desperdicio que hicieron sus ex-alumnos y en cuanto quisiera yo poder escribir así.

Profesor Camilo, si lee esto y alguna vez considera dar clases a través de internet y enseñarnos a escribir a los bloggers amateurs por favor contácteme.

TextMate 2, Por fin.

Hoy se filtró una copia pre-alpha de TextMate 2, la secuela a mi editor de texto favorito. Yo no alcancé a ir por mi copia antes de que el autor la quitara, pero eso no me quita el gusto de ver los screenshots y pensar que el update está cerca.

TextMate no ha lanzado una versión mayor en 6 años, esta tiene que valer la pena.

2006, tan lejano.

De una nota en el Excelsior, sobre el sismo en el Distrito Federal:

El presidente de la República, Felipe Calderón dio un reporte vía Twitter en el que ofreció información sobre el temblor que en un principio se había señalado había sido de 6.8.

Será porque acabé de cumplir 5 años como usuario del servicio, pero no de repente me sorprendió que tan mainstream es ahora Twitter.

Twitter no es lo mismo que era hace 5 años. Ya casi no puedo reconocer entre los chistes de Ninel y lo smemes políticos el servició del que era un ávido usuario. Y mientras las multitudes se sienten con el derecho de quejarse de el #NuevoTwitter pienso que los que deberíamos de quejar somos nosotros.

Nosotros los early adopters, casi todos bloggers, que en el 2006 nos volcamos a éste nuevo servicio con una fidelidad insolita. Inventamos las @menciones, los #hashtags y las primeras reglas tácitas (Twitter no es un chat) mientras soportabamos estoicamente las caídas constantes del servicio.

El 2006 se siente tan lejano que me parece ahora un buen momento para regresar a nuestros empolvados blogs.

Síganme los buenos.