Harp es la mejor herramienta para hacer sitios estáticos

Harp es una utilidad de línea de comando que facilita enormemente la creación de sitios estáticos. Si ya tienes instalado node.js y npm empezar a desarrollar con Harp es tan simple como instalarlo via npm:

$ npm install -g harp


Ultimamente he tenido que hacer muchos sitios estáticos y en diferentes grados de dificultad y he experimentado mucho con mi toolchain tratando de encontrar las herramientas que me ayudan a trabajar más cómodo y contento. Luego de probar diferentes combinaciones de (toma aire) grunt, gulp, browserify, codekit, livereload, http-server, broccoli, webpack, etcétera (¡uf!) estoy feliz de haberme topado con Harp que es super simple y más que suficiente en la mayoría de los casos.

En términos simples, Harp es dos cosas: Por un lado es un servidor web que ejecutas desde el directorio de tu proyecto y que ejecuta automáticamente varios lenguajes pre-procesadores de HTML, CSS y Javascript tales cómo HAML, Jade, Ejs, SASS, Less, Stylus y CofeeScript entre otros.

Por otro lado, Harp incluye una herramienta para exportar y compilar la salida de todos estos procesadores en HTML y JavaScript plano que puedes colgar en cualquier servidor que pueda servir HTML.

Así que si eres un desarrollador front-end y necesitas crear algunos sitios estáticos y no quieres complicaciones te recomiendo que le des una oportunidad a Harp antes de complicarte con las otras herramientas.

Filepicker.io

Será que soy un flojonazo, pero a la hora de programar una aplicación hay partes que me resultan sumamente aburridas. Una de ellas es añadir la capacidad de subir archivos, particularmente imágenes. Y es que no es solo cosa de poner un <input type="file"> y olvidarte. No. En estos tiempos hay que pensar en la seguridad, en tener una gran experiencia de usuario, en tener diferentes tamaños de cada imagen y, obviamente, subirlas a un CDN porque no puedes nomás dejarlas en tu servidor de Dreamhost.

Pues me dio mucho gusto encontrarme con esta startup llamada Filepicker.io que hace una sola cosa, resolver el asunto de subir archivos, y lo hace de una manera excelente.

Mediante una API ridiculamente simple, puedes permitirle a tus usuarios subir archivos desde su computadora usando una moderna interfaz drag-and-drop. Pero eso es solo el principio, porque sin ningún esfuerzo extra de tu parte, Filepicker ofrece integración con Instagram, Dropbox y otro puño de servicios desde los cuales tu usuario podrá importar sus archivos.

Y cuando el usuario haya terminado, Filepicker.io sube los archivos a la cuenta de s3 que tu le digas y te regresa un permalink que tu ya sabrás como guardar en tu base de datos.

Ofrecen integración con una variedad de Frameworks, SDKs para aplicaciones móviles y un soporte verdaderamente estelar (No es que lo haya necesitado, pero el fundador me escribió personalmente para ver como me estaba yendo). No podría recomendar más este servicio. Si son desarrolladores tiene que darles por lo menos una oportunidad.

 

Codekit : Sass, Less, Coffeescript. La herramienta perfecta para el diseñador web moderno.

Hay dos herramientas que no tenía en mi utility belt hace apenas dos años y que ahora me parecen absolutamente indispensables: Sass y CoffeeScript. La primera para hacer más simple el desarrollo de CSS para grandes proyectos y la segunda para hacer JavaScript mas disfrutable.

Desde que las descubrí me he dedicado a pregonar de sus bondades a cuanto desarrollador esté dispuesto a escucharme (a menos que el pobre esté en un proyecto bajo mi cargo, en cuyo caso no tiene opción) y los más reticentes han sido hasta ahora los diseñadores. La verdad es que los diseñadores no se sienten tan comodos frente a la línea de comando

Aquí es donde entra Codekit. Un programa para MacOsX con una agradable interfaz de usuario que integra Sass, Less, Stylus y CofeeScript en una sola aplicación.

La aplicación es gratuita mientras se encuentra en fase beta y luego podrá ser adquirida por $10 en la Mac AppStore. Parece ser que vale la pena probarla.

Ahora con 100% más Typekit

Para este nuevo diseño quería una fuente serif para los textos de los posts, pero francamente estoy harto de Georgia y mucho más de Times New Roman. Casi estamos en 2012 —pensé— ¿cómo es posible que nuestras opciones tipográficas aun estén siendo definida por el mínimo común denominador de las fuentes pre-instaladas?

Entonces que me acuerdo de Typekit.

Para quien no conozca el servicio, Typekit se vale de la reciente adopción masiva de @font-face para ofrecer un catálogo de fuentes sobre demanda que es simple para el diseñador y satisfactorio para las foundries preocupadas por su propiedad intelectual.

Y no se si recientemente actualizaron sus precios o de repente me volví menos tacaño, pero el plan personal por 20 dólares anuales me ha parecido más que razonable. Y sé que si aun diseñara para clientes seguro el plan profesional lo contrataría sin dudarlo.

Hasta ahorita estoy satisfecho con el resultado. ¿Qué opinan ustedes?


Por cierto, gracias a su increíble equipo de soporte que muy pacientemente me ayudaron a resolver un problema con mi tarjeta de crédito. You guys are awesome.