Homenaje a Basecamp

Ayer 4 de Febrero, me enteré por este artículo, que Basecamp está cumpliendo cinco años de haber sido lanzado. Yo no quería dejar pasar la ocasión de postear al respecto porque en mi opinión este lanzamiento representa un parteaguas importante en la historia de la web.

Primero que nada, Basecamp vino a establecer un nuevo paradigma en la forma en la que se diseñan las aplicaciones web. Muchos críticos de su tiempo decían que no era más que un blog glorificado debido a su sencillez extrema, y en cierta forma lo es. Pero a partir de Basecamp se han establecido una gran cantidad de patrones de diseño de interfaz de usuario para web que ahora vemos por todos lados.

Segundo, volvieron popular el modelo de negocios freemium, que trata de ofrecer una versión muy limitada del servicio sin ningún costo, con la opción de agregar funcionalidades por una no-tan-módica cantidad. Y más importante aún es que demostraron que funciona.

En tercer lugar hay que destacar que Basecamp fue el causante de que 37signals dejara de ser un simple despacho de diseño y consultoría, para volverse una creadora de software y servicios web. Esto por supuesto nos ha inspirado a muchos más a aventurarnos –con diferentes niveles de éxito– a intentar lo mismo.

Además Basecamp fue un proyecto completamente autofinanciado por 37signals sin haber pasado nunca por ninguna ronda de inversión, sin tener que andar buscando VC’s y lo más importante sin tener que repartir pedazos de su pastel a medio mundo. Claro que cuando cobras USD$2,500 por rediseñar una sola página es más facil autofinanciarte, pero el punto es que es posible.

Por eso creo que quizá sin Basecamp de por medio, el panorama del Web 2.0 sería muy diferente, con solo las enormes compañías creando servicios y sin pequeños jugadores empujando los limites de lo que es posible.

Y por supuesto, uno no puede dejar de lado, que a partir de Basecamp fue que se extrajo el framework de programación que luego se llamó Ruby on Rails cuya importancia ya merece un post aparte. Lo que es un hecho, es que RoR inauguró una nueva forma de ver el desarrollo de aplicacionesacortando el tiempo de espera entre tener una idea y tener un prototipo.

Y cinco años después, tras una mejora sútil pero constante y a pesar de la gran cantidad de clones que andan por ahí, Basecamp sigue siendo el lider de su nicho y un ejemplo del que todos los que desarrollamos para web deberíamos estudiar y aprender.

Gracias Basecamp, solo una cosa tengo contra tí: que tu integración con Highrise apesta por completo.

P.D. Ya se que Facebook se lanzó ese mismo día, pero para mí esa no es una efemeride tan relevante.

Lanzandose al vacío VII: Otras 3 Herramientas útiles para el Freelancer Creativo.

Otra pequeña lista de recomendaciones de software. En esta ocasión les presento unas aplicaciones que si bien no tildaría de indispensables, definitivamente son útiles y vale la pena probarlas.

1.- Campfire

Una más de los de 37Signals. En esta ocasión se trata de un sistema de chat o mensajería instantanea especialmente pensada para grupos y es de una utilidad sorprendente cuando necesitas colaborar en algún proyecto con otras personas.

Claro que podrías usar MSN Messenger o algún otro cliente de mensajería instantanea, pero Campfire tiene la ventaja de que fue diseñado con los profesionales creativos y sus clientes en mente, por lo que se integra perfectamente en tu flujo de trabajo. Además, quedan guardadas en línea las transcripciones de todas tus conversaciones para futuras referencias.

Como dije, no es esencial pero es muy útil si se tiene.

2.- Things (Mac)

Sin hacer un estudio ni medianamente serio, me atrevo a adivinar que hay más aplicaciones para administrar listas de tareas que de cualquier otro tipo.

¿Qué es entonces lo que hace a Things especial? La verdad no lo sé, simplemente la bajé por curiosidad y se me ha hecho tan fácil de usar, que poco a poco se ha ido volviendo esencial para mi flujo de trabajo.

Things está ligeramente orientado al sistema de organización llamado Getting Things Done, pero es intuitívo y usable aun si no has escuchado ni de GTD ni el nombre de David Allen en toda tu vida. Además, si tienes un iPhone o iPodTouch, existe una versión para estos dispositivos que desde la última versión es capaz de sincronizarse con la de escritorio.

Si prefieres una aplicación en línea como las otras que hemos revisado, te recomiendo que pruebes Remember The Milk con todo y la impresionante extensión para Firefox que lo integra con GMail. O Backpack, si quieres seguir con cosas de 37s.

Desconozco si hay algo equivalente para windows.

3.- Billings (Mac)

Billings te sirve para administrar tus proyectos, contar las horas dedicadas a cada tarea y luego envíar facturas de apariencia profesional a tus clientes.

Tambien es posible realizar presupuestos y llevar las cuentas de quien te debe y quien ya te ha pagado. En resumidas cuentas esta sola aplicación hace mucho de lo que hacen las otras que hemos reseñado.

Lo único malo que le veo a esta aplicación es que tiene un precio un tanto elevado y al ser una aplicación de escritorio no hace tan fácil la colaboración. Sin embargo, en mi opinión es lo mejor para llevar bien las cuentas si es que trabajas por horas.

En cuanto a las alternativas en línea, te sugiero que pruebes FreshBooks o Harvest. Desconozco cual sea el equivalente de Billings para windows.

Reblog this post [with Zemanta]