in diseño

Apple y el reinado de lo superfluo.


Hubo un momento durante la pasada keynote de Steve Jobs en el que casí perdí la fe en la humanidad. Me hubiera ido a vivir en aislamiento a alguna montaña inexplorada, pero no encontré ninguna que estuviera dentro de la cobertura de pizza-hut.

En un principio fue lo de siempre: Steve jobs hablaba y hablaba de lo maravilloso que es mientras la audiencia lo alababa y lo aplaudía. En algun momento comenzó a hablar sobre el renovado escritorio de su próximo sistema operativo y luego, parafraseando, dijo: —Ahora el dock es 3D y tiene reflejos A lo que la audiencia respondió con un ¡Oooohhhhhh! colectivo casi orgásmico, como si estuvieran contemplado el fuego por primera vez.

interfaz de leopard

Objetos de diseño

Probablemente la lección de diseño más importante—y la más dificil de aprender—es aquella que dice que la función siempre antecede a la forma. Muy a menudo lo olvidamos. Es muy común que ciertos diseñadores antepongan siempre lo estético antes que lo funcional y esa conducta nos ha ganado una fama de decoradores intrascendentes de lo superfluo.

Hay ocasiones en las que los objetos verdaderamente útiles tienden a ser austeros, insípidos, o simplemente feos. Mientras que otros, más cercanos a la belleza más sublime suelen no servir para mucho. Una cubeta de lámina, por ejemplo, nos sirve para mover líquidos de un lugar a otro y su uso podría resultar crucial—quizá hasta vital- en algunos casos ( como quieres apagar un pequeño incendio ). Por otro lado, un par de aretes de brillantes probablemente no le salven la vida a nadie nunca. Ojo: no digo que todo lo funcional sea feo o que todo lo bonito sea inútil, pero valganme la hipérbole si sirve para ilustrar mejor mi punto.

Así, además de forma vs. la función está el binomio de valor vs. costo. Siguiendo el ejemplo de nuestra cubeta de lámina, bien podríamos embellecerla recubriendola toda de oro e incrustandole diamantes pero eso no aumentaría su valor—seguiría sirviendo para transportar la misma cantidad de líquido—pero elevaría el costo de manera ridicula.

Los grandes diseñadores—gráficos, industriales, de modas… no importa—saben encontrar el balance perfecto entre forma,función,valor y costo. Casi nunca se logra el equilibrio perfecto, pero parte de nuestra labor consiste en saber cuando hacer algunos sacrificios razonables para cumplir nuestros objetivos o los de nuestros clientes o usuarios.

A fin de cuentas casi siempre se trata de vender.

El diseño según Jobs.

Recuerdo que después del asunto de las elecciones de florida, Apple desplegó un anuncio en varios periódicos con una leyenda que decía Nunca subestimes el poder del diseño. Refiriendose no sólo al caos que habían originado unas boletas de votación mal diseñadas sino tambien para dejar bien claro la importancia que el diseño tiene dentro de la visión de Steve Jobs.

Y es que durante mucho tiempo Apple ha sido sinónimo de diseño. En primer lugar porque al ser pionera en las interfaces gráficas de usuario, fue durante mucho tiempo la plataforma por default de los profesionales creativos. Pero tambien porque la mayoría de sus productos como las iMac en sus diferentes encarnaciones y sobre todo el iPod son clásicos ejemplos de diseño industrial bonito, funcional y bien hecho.

Igualmente que su hardware, el software de las Mac se ha caracterizado a través de su historia por su diseño de interfaz intuítivo, sobrio y elegante. Hubo un momento, como cuando estrenaron la interface Aqua en el 2000 en el que su interfaz gráfica—y el macOS en general— parecían estar a años luz de sus competidores más cercanos pero aunque algunos maqueros les cueste reconocerlo, esa brecha se ha venido cerrando.

Inovaciones superfluas.

Y así llegamos al momento que les relataba al principio. Steve Jobs demuestra las grandes novedades del escritorio del MacOs Leopard. Que si el nuevo Dock en 3d con reflejitos, que si la barra de menú transparente, que si el tapíz que parece de Windows vista, que si los stacks… una tras otra, las características presentadas como novedades pecan de lo mismo: todo es puro eye-candy, forma sin función, detalles superfluos que no añaden ningún valor real al software y en cambio seguro que tienen un costo. Per claro, algo había que hacer con esos ciclos que traen de más los nuevos procesadores.

Esta carrera de los sistemas operativos por añadir más y más transparencias, más reflejos y más animaciones me recuerda a la enloquecida guerra de consolas de videojuegos donde los desarrolladores estaban más intresados en añadirle polígonos a sus juegos que diversión. Ojalá aca suceda lo que allá y aparezca un jugador que haga lo inesperado y ponga los esfuerzos donde se necesitan: en brindar mejor funcionalidad y mayor valor al menor costo posible. ¿Será Google quizá?.

Write a Comment

Comment

11 Comments

  1. Muy de acuerdo contigo. Bastantes inovaciones que el OS X ha traído al mundo tienen más valor por su dificultad técnica que por su utilidad. La primera vez que ví el Dashboard, por ejemplo, observé como, al soltar un nuevo widget, este caía sobre el Dashboard creando una serie de olas que deformaban todo lo que se atravezara. Lo primero que pensé “WOW” y después ”¿Qué tan difícil fué lograr eso?”. Igual con Exposé, con Coverflow y el viejo Dock. El verdadero valor del OS X ni siquiera está en el diseño que se aprecia visualmente, en sus entrañas se encuentra todo lo interesante.

    El hardware, no hay discusión, hacen objetos preciosos que además sirven como computadoras.

  2. Enteramente de acuerdo, Apple ya está llegando pasó el límite donde el ornamento le estorba a la funcionalidad, aunque si uno quiere encontrar violaciones más evidentes sólo tiene que ver los demos de Beryl.

  3. creo que juzgas de manera equivocada

    sin duda mostraron el eye candy

    y hubo OHHss a cosas de eye candy

    pero hubo muchas otras cosas y no puedes basar tu analisis en solo parte de la presentacion

    por supuesto que me refiero a time machine, a el procesamiento en 64bits from_top_to_bottom , a lo facil que puede ser ahora animar cosas

    que se yo
    parece que todo lo de apple tiene que ser revolucionario para que valga la pena
    si no nada

  4. @sachiel y frank: Si, base mi analisis solo en el eye-candy del nuevo escritorio, pero fue el mismo Steve Jobs quien prácticamente basó su keynote en eso mismo. Y eso que no mencioné la time-machine ¿Soy al único al que le parece que se les pasó la mano con la metáfora?

    Pero bueno, ayer leí un artículo justo después de publicar éste, donde explicaban que mientras la mayoría de las cosas que mostraron son inútiles, siendo una presentación para desarrolladores la idea era mostrar el core animation para que éstos se animaran pensando en las nuevas cosas que podrán crear exclusivas para Leopard.

    Aunque la mayoría de desarrolladores de mac lo que más recuerdan es como los bocabajearon con la sweet solution del iPhone :(

    @mark: Si, pero Beryl es solo una cosa para demostrar que Linux puede hacer lo que se le pegue la gana. Aunque lo hagan sin mucho estilo.

  5. muy acertada tu crítica y estoy 100% de acuerdo con ella, pero definitivamente la estrategia de apple es congruente; ellos venden lo bonito luego lo funcional y mientras la gente siga suspirando por todas esas cosas, ellos van a seguir haciéndolo.
    sobre el tema de beryl, a parte de demostrar lo bien que se administran los recursos, no se deja a un lado la parte funcional; linux por default tiene 2 escritorios. beryl los hace 4: bonito pero sin olvidar lo funcional.

  6. La verdad es que como usuario de Apple desde 1990, no me interesa ver el eye candy, eso es cosmético. En lo que siempre me he fijado es que nunca he tenido problemas con esa “herramienta para trabajar”. Y si aparte se ve bien su diseño industrial y gráfico, pues que bueno.

    Eso es lo malo de querer evangelizar por uno u otro sistema, se van más por lo cosmético que con lo práctico.

  7. Lo que sucede es que la interfaz grafica como la conocemos hoy en dia ya esta agotada… quiza lo que ha cambiado más con el tiempo son todos esos efectos “eye candy” para que tu amigo se quede apantallado y corra a comprar la nueva version del Mac Os o del Windows y luego tenga que comprar una nueva maquina capaz de poder desplegar todas esas cosas superfluas que dejaras de notar despues de un rato de usar la maquina.

  8. Estoy de acuerdo contigo y además creo que no sólo a Apple le queda el saco, creo que por ahí por Redmond tambièn cayó una que otra piedra je.

  9. Hola Sosa…

    Hace rato que no te leía hasta que se me ocurrió darle clic al enclace que tiene Mark de tí. Ahorita echándole un ojo, vi este post…

    Pues si creo que lo del dock es ya maquilladita pa la venta… pero yo si quiero probar el stack y me lateria mucho esto del escritorio múltiple. Aún así, hay que cuestionar si ese eye candy también es importante para completar la experiencia mac… si no, por qué windows fue para ahí también… como tienes en un comment por ahí, ambas gui están agotadas ya? Windows y Mac?

  10. Ya también lo había visto venir. Desde que sacó el iPod, supe que Apple se estaba metiendo en el mercado de los “objetos de moda”. Soy consumidor de Apple desde hace años y con desilución veo como cada vez se extingue la vida de estas computadoras cada vez más rápido. Tenía una Performa que todavía sirve (con su nuevo dueño), jamás se ha llevado a reparación y tengo una iBook G4 que ya le está fallando el cable de conección, una G3 Bondy Blue que se le descompuso el monitor, el disco duro, el zip drive y el CD player. Espero no pase lo mismo con la nueva Mac Pro. Pero me remito a probar de primera mano el último MacOS, todavía pienso que, si bien le han agregado sólamente detalles supérfluos, éstos no van a interferir con la usabilidad del sistema.

Webmentions

  • Apple mete la pata | Macropsia November 6, 2007

    [...] anuncia su no menos esperado Leopard con los reflejos del dock como principal atractivo y novedad, lo comentaba Sosa con mucho acierto. Mala [...]