in No body cares

De chile, mole y pozole

El lunes pasado inicié la semana realizando un par de ilustraciones. La primera fue para un amigo que quería una mascota para un producto que está por lanzar y la segunda para un cliente. Generalmente no hago ilustraciones para clientes pero en esta ocasión estaba seguro que su diseño requería de una y me sentí capaz y con ganas de hacerla, así que lo hice.

Martes y miércoles fueron aburridos. La mitad del día (con día me refiero al total de horas trabajadas, que en su mayoría toman lugar en la madrugada) la pasé contestando mails o hablando con clientes y la otra mitad haciendo composiciones en Photoshop. Al final me di tiempo para programar un poquito en mi proyecto personal favorito

El Jueves lo pasé programando. Aprendí algunas cosas sobre MYSQL que no sabía y las puse en práctica. Fue muy divertido hasta que me topé con un bug de esos que están escondidos en el mas insospechado recoveco del código fuente. Eran las 4am cuando lo encontré: era una babosada. Desgraciadamente fue una de esas veces que la gloria de un pequeño triunfo no alcanza a disipar la frustración acumulada. Me puse a dibujar un rato para ahuyentar el estrés y me dormí.

El viernes inició temprano (para mis estándares noctámbulos). Bajé la última versión de jQuery la puse en la carpeta /webroot/js y me puse a escribir Javascript. Programar en Javascript debe ser de las cosas que mas me gustan… hasta que hace falta debuggear con IE. Afortunadamente en esta ocasión no fue necesario. Sólo trabajé medio día porque hacía falta ir a hacer algunas diligencias a los bancos y luego ir a cenar con The Girl. La madrugada me la gasté jugando carreras con el Google Reader y perdí.

Más Photoshop el sabado, luego un poco de slicing, html y CSS. Escribir CSS ya casi nunca es divertido, despues de haber escrito tantas reglas y propiedades tengo en la cabeza la solución para casi todos los problemas de layout que se me pueden presentar. Pero en esta ocasión no fue así y fue muy interesante tener un problema que me tomó un rato de experimentación resolver. Luego regresamos a Photoshopear.

El domingo me tomé un rato otra vez, para hacer por un amigo algo que me niego a hacer para los clientes, desempolve mi Flash y unos cuantos motions tweens después teníamos una bonita animación. En realidad la animación es a duras penas decente pero bueno, ese no es mi campo.

Y así es una típica semana para mí: haciendo de casi todo para ganarme la vida.

No es que no entienda el valor de especializarse ni lo hago porque quiera ser un todologo acapara-clientes. Pero es que siento que hay una razón por la que sé hacer todo esto y simplemente no sería feliz y me aburriría mucho haciendo una sola cosa siempre. A veces quisiera poder editar videos y hacer jingles y ¡ah! lástima que sea tan mal fotógrafo.

Write a Comment

Comment

  1. Hola Sosa…

    Pues, de hecho, en mi percepción, antes de este post, tu eres un especialista. Y no lo digo para encajonarte, sobretodo por lo “híbrido” que podrían denominarte (yo te calificaría como “muy completo”); por el contrario, con tu post me confirmas lo que en mi imaginario tengo por “Armando Sosa”: alguien en el camino cuesta arriba… tenemos, creo, unos cuantos años de diferencia en la edad… imagináte!!!

    Aaaah por otro lado, me hiciste recordar algunos momentos en los que tenía “más libertad” y “control” con mi tiempo (ajá. creo que nadie lo tiene… solo muerto).

    Saludos!!!

  2. Interesante tu semana, y sobre todo llena de todo eso que te gusta! Aguas con la salud nomas, no se vaya a ver desgastada por tanto desvelo.

    Seguimos en contacto… saludos!

  3. si brother, mejor ponte a descansar jeje.
    qué bueno que te gusta lo que haces, es de las mejores cosas que no se puede encontrar en la vida.

    y qué bueno que el blog se está desempolvando de nuevo jeje