in entrepreneur

La hora de sacar las carteras

En pasados días, Andres Barreto describía en un post una característica curiosa de los entrepreneurs latinoamericanos: tenemos muchos proyectos y muy pocas empresas. Tómala. Si eso no es un valdazo de agua fría en nuestra colectiva cabeza emprendedora nada lo es.


Si empiezas algo con la mentalidad de ser proyecto, corres el riesgo de que se quede en eso: en un proyecto, y tal vez nunca sea exitoso. Para de pensar en trabajar en proyectos, empieza una empresa. La diferencia entre un proyecto y una empresa es que la empresa existe para generar dinero y ganancias (si yo se, también para cambiar el mundo), un proyecto no.

Lamentablemente, crear una empresa en México (supongo que es parecido en otros paises de latinoamérica) no es tan sencillo y no es barato. Segun entiendo, constituír una SA de CV requiere de abogados, notarios, socios y 50mil+ pesos de capital inicial. ¿Acaso no trabajamos en los internets por el bajo costo de entrada: un hosting barato, un dominio y saz?

Obviamente hay algo que podemos hacer, tomar estos side-projects que hacemos por diversión entre cliente y cliente, y buscar la manera de hacer dinero con ellos; que sean menos proyectos de fin de semana y más productos mínimos viables. ¿Podemos hacer eso?

El siguiente paso es inevitable: Pedirle a la gente que valide nuestro producto con sus carteras. Y ese paso es el que parece que nos da más miedo.

Yo mismo soy culpable de ello. Duperconf es un proyecto (otra vez esa palabra) que me emociona mucho pero que por falta de visión se ha quedado estancado. Es imposible para mí seguir produciendo conferencias de calidad sin retribución económica pero por alguna razón me cuesta pedir esa retribución.

Es una paradoja que seguro les es familiar: Creemos que nuestro producto vale mucho pero tememos ponerle precio. Resultado: parálisis por análisis.

Vamos validando nuestros productos, señores ya va siendo la hora de sacar las carteras.

Write a Comment

Comment

  1. Armando,

    Estoy de acuerdo en tu punto. Mi percepción del problema más grande del emprendimiento en Mx y LATAM es que no tenemos CEO’s, gente con visión global o de cómo generar un modelo de negocios rentable que permita a la compañía crecer, porque el talento existe, tu y muchos otros son clara muestra de ello.

    Saludos,
    Enrique Díaz.

  2. Para constituir una empresa, no necesitas más que 10 mil pesos para pagarle al notario. Los 50 mil que mencionas, esos pueden ir en los bienes que tengas y que estés aportando a la empresa (computadoras, impresoras, mobiliario, espacio), no todo es de cash. La onda, es que por esas leyendas urbanas muy pocos se arriesgan a hacerlo. Además, si fuera más dinero ¿a poco no le pondrías todas las fichas al caballo ganador? pues es lo mismo.

    • Bueno pero yo dije capital, no efectivo. Quizá hubiera sido conveniente aclararlo en el post mismo. Aún así si lo piensas, 50 mil en capital no es poca cosa y mi punto es que la barrera de entrada no es insignificante para un recién graduado de la universidad por ejemplo.

      Por eso, yo prefiero no apostar. Lo que propongo es que las personas que ya tienen proyectos gradúen sus proyectos en productos para posteriormente convertir esos productos en empresas.

      Yo recomendaría no constituir una empresa hasta que no se tenga un producto y product/market fit.

      Por cierto, apenas me di cuenta que ya se puede registrar una empresa en línea: http://www.tuempresa.gob.mx/ eso es un gran avance no?

  3. Al parecer a muchos nos pasa que menospreciamos nuestro trabajo al punto que no da una especie de “pena” el cobrar por ello y no hay razón. Si tenemos un producto o servicio: malo, chafa o que le falta pulirse para dar el gran salto el mismo tiempo y los clientes lo dirán. Generalmente las personas que crean cosas son los jueces mas severos de su propio trabajo…

    Respecto al capital 50 mil pesos fue lo que utilizamos mi esposa y yo hace algunos años para lanzarnos en nuestra aventura en solitario en el desarrollo web y soporte a empresas (como persona física), casi todo se fue en muebles y equipo una computadora de escritorio y una laptop y algo para sobrevivir los primeros meses que pensamos serian los mas difíciles y no lo fueron. Hoy a 6 años aprox. de ese día continuamos con mucho trabajo y ganas de crecer.

    Por otro parte esta el querer ser S.A para sentirse empresa, si eres un emprendedor solitario con el simple hecho de darte de alta en hacienda ya estas del otro lado, al final a los clientes lo que les importa son los resultados no como te diste de alta.

    La otra cosa es que si están estudiando es el momento idóneo para iniciar algo ¿cuantas empresas exitosas no han salido asi? Muchas universidades tienen incubadoras de proyectos y participan en expos donde puedes mostrar tus desarrollos o productos. La cosa es no ver solo la escuela o carrera solo como las materias del curso, hay que entrarle a mas actividades, hay que participar y crear. No esperar a que las cosas se den solas por el simple hecho de tener el titulo en la mano, todo se va construyendo poco a poco aunque algunos solo se enfocan en el resultado final no en todo el trabajo previo.

    El problema al final creo no es de dinero, he observado y muchas veces es mas de constancia y sacrificio muchas comienzan con todas las ganas del mundo pero al final desisten y regresan nuevamente a trabajar para otros.